Saltar al contenido

Origen de Bonsai 盆栽

27 de julio de 2020

Representado por el ideograma japonés, bon (‘cuenco’) y sai (‘hacer crecer’), de la actividad de cultivar plantas en maceta, encontramos los primeros vestigios en grabados de hace unos 6.000 años.
Es curioso que en una época tan lejana se representara con detalles una actividad nueva. Esto nos hace pensar en la posibilidad e que se tratase de una costumbre aún mucho más antigua y que formaba parte de la vida cotidiana.
Para saberlo con exactitud, deberíamos sin duda haber hido al comienzo de la Edad del Bronce en Asia Oriental.

En general nuestra experiencia en el mundo del bonsái comienza cuando alguien nos regala uno, o cuando no podemos frenar el impulso frente a estas pequeñas maravillas y compramos un ejemplar.
También puede suceder que plantemos unas semillas o unos esquejes y de repente nos surja la brillante idea: ¿y si lo hago bonsái?
En el primero de los casos leemos la etiqueta con atención varias veces, quizás hasta compremos un libro o busquemos en internet y… el abismo se abre bajo nuestroS pies.
La sensación es que se trata de seres muy complicados, delicados, que necesitan unos cuidados especiales para no morir. Nada más lejos de la
verdad.